Análisis comparativo sobre el uso del hiperenlace

PR02_HIPERTEXTO_171213_ALBAMERCADER

El periodismo digital ofrece muchas más posibilidades que las que puede dar la prensa escrita que compramos en los quioscos. Uno de los elementos diferenciadores es el hiperenlace, es recomendable su uso para ampliar la información a través de otras páginas web, o de la suya propia. Pero no todos los medios lo usan correctamente, a continuación veremos ejemplos en los que se muestran las dos situaciones: el buen uso y el mal uso.

Para empezar, lo que no hay que hacer:

En este artículo del ABC encontramos tan solo un enlace, en él facilita la web de la Cadena Cope, enviándolo a su página principal y no a la entrevista concedida por la emisora, a la que se refiere en ese instante.

 

 

Otro ejemplo del mismo medio, pero en un artículo distinto. En este caso los enlaces son demasiado largos, incluso de frases enteras cuando lo aconsejable es de una o dos palabras. No estaría de más si el enlace de “ha respondido a las declaraciones del presidente de los Estados Unidos”, sólo se refiriera a “ha respondido”.

Además, cuenta con el inconveniente de que todos están seguidos y parece demasiado, por lo que unos enlaces más cortos habría sido la solución.

Por otro lado, llama la atención el escaso uso de hiperenlaces en el portal del diario La Razón. Es difícil encontrar un articulo en el que se expresen usando este recurso. Con esto, podemos encontrar diferentes ejemplos en los que textos de más de 900 palabras no haya un solo hiperenlace:

Lo contrario al caso de La Razón es el diario El País, donde se hace un buen uso del hiperenlace como se observa en el siguiente extracto del artículo titulado “La última pirueta de Romney le lleva al centro político”

Están destacados con un color diferente y subrayados con una línea de puntos para diferenciarlo del resto del texto. Además, la página nueva se abre en una pestaña diferente, aunque sea del mismo medio, no como hacen otros periódicos como ABC, que hace una diferenciación con el medio al que se refiere, si es el propio, la página aparece en la misma pestaña, si es externo, se abre en una nueva. Siempre que nos envíe a otra pestaña, la lectura será más cómoda.

Otro ejemplo en el que se ve el buen uso de los hiperenlaces es el artículo de El Mundo. En el que, diferencia sus hiperenlaces con un subrayado y azul. Además, la mayoría de enlaces están al final del artículo, como síntoma de buen uso. Todos sus hiperenlaces llevan a los artículos que redactados por el propio periódico para contextualizar la noticia. Además, hay destacados a la izquierda con noticias relacionadas con las elecciones de Estados Unidos, para ampliar aún más las posibilidades del lector para informarse del tema.

En general, se observa un uso escaso de los hiperenlaces en los diarios españoles. Sólo el periódico El País destaca por la utilización frecuente de este recurso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s