El reinado del reportaje televisivo y sus súbditos

Este año las tradicionales Jornadas Internacionales de Periodismo esperadas por todo el alumnado han versado sobre el reportaje televisivo, un género que pasa por momento “mimado” por los shares mediáticos.

Entre diferentes debates, ha destacado claramente la polémica sobre el entretenimiento en los reportajes. ¿Es un aliado o un enemigo? La opinión respecto a esta pregunta se ha dividido en puntos de vista opuestos entre los ponentes.

El doctor en Ciencias de la Información y director de los festivales internacionales Telenatura y Urban TV, Bienvenido León, se posiciona en contra en esta cuestión y lo refleja en su primer consejo: no hay que abusar de entretenimiento. León propuso diez claves para “convertir un buen reportaje en un reportaje excelente” a los futuros periodistas. Además, de “evitar” el entretenimiento que surge en los años 80 con la llegada del infoentretenimiento, Bienvenido León propone imitar el modelo de John Reith, el fundador de la BBC, que se basa en informar, educar y entretener, por ese orden. Las críticas que hace al género de infoentretenimiento son la descontextualización, la realidad fragmentada, las presiones comerciales, el predominio de la información popular, declive de lo serio y auge de lo trivial y recalca que ha habido un cambio de los intereses informativos en los últimos años hacia lo morboso, dramático, entretenido y espectacular.

Carlos del Amor en las Jornadas de Periodismo de la UMH

Carlos del Amor en las Jornadas de Periodismo de la UMH

Pero no todas las opiniones fueron en esa dirección. El ponente “estrella” de estas jornadas, Carlos del Amor, opina totalmente lo contrario. El periodista cultural de TVE opina que hay que “darle espectáculo a la sección de cultura para que no baje la audiencia”. Del Amor explicó que en la sección de cultura hay que “pelear cada día para que salga en informativos, incluso en una televisión pública como TVE”. El periodista y recién estrenado escritor con su libro “La vida a veces” no dudo en manifestar la realidad de las audiencias: “La cultura baja las audiencias desde siempre y por eso, hay que hacer el reportaje lo más atractivo posible para que, entre el ruido del hogar, la ama de casa decida mirar a la pantalla que está enchufada por un segundo”. Como consejos para el futuro, propuso tener mirada propia y arriesgar, ser diferentes, hacer nuestro trabajo atractivo, y lo más impactante, hacer cada reportaje como si fuera el último.

PR10_jornadas_300413_Grupo17