Beata Nowacka repasa la vida y obra de Kapuscinski

PR03_KAPU_141212_ALBAMERCADER

Beata Nowacka visitó la clase de 4º de Periodismo de la UMH para dar una charla sobre el periodista polaco Kapuscinski (Pinsk, Bielorrusia, entonces parte de Polonia, el 4 de marzo de 1932 – Varsovia, 23 de enero de 2007). La charla fue en inglés, pero José Alberto García Avilés fue el traductor simultáneo durante la jornada. Nowacka es biógrafa de Kapuscinski (Kapuscinksi: Una biografía literaria), además es profesora de la Universidad de Silesia, de la que el periodista es Doctor Honoris Causa. Nowacka es una de las investigadoras con mayor reconocimiento internacional por su estudio de la obra del periodista polaco.

Beata Nowacka y García Avilés

Beata Nowacka y García Avilés en el aula de Atzavares. / Alba Mercader

Para Nowacka, Kapuscinski cambió el periodismo y lo convirtió en literatura. Tiene un reconocimiento internacional, recibió 50 premios internacionales y sus obras se estudian desde diferentes puntos. Beata proyectó una parte del documental hecho por la BBC, Your man who is there.

Kapuscinski empezó su carrera estudiando Historia en la Universidad de Varsovia.  Pero al final de la década de los 50 surgen nuevas naciones en África y decidió que no quería estudiarlo desde la biblioteca. Eligió visitar países exóticos en cuanto a política. Desde allí trabajaba para una agencia de noticias modesta de Polonia, de una forma muy independiente.

“Tuve mucha suerte porque al ser tan modesta, no tenían dinero para otro periodista y así podía cubrir las 50 naciones.” Kapuscinski

Tuvo varios problemas en los puntos de control, de los que salía pagando, pero con rasguños.

“Cuando todo está tranquilo me duermo, quiero ir a sitios peligrosos, para ponerme a prueba.” Kapuscinski

Kapuscinski sobrevivió a 30 revoluciones y a cuatro sentencias de muerte.

Según Beata Nowacka, la experiencia en África, viviendo con los más pobres, le sirvió en la vida para tener un gran respeto por el otro.

“La experiencia de vivir con otros más distantes me ha enseñado que la empatía por los otros es lo que construye la humanidad.” Kapuscinski

Kapusckinsi pensaba que el reportero es alguien que debe amar a las otras personas, que puede empatizar con ellas. El reportero depende de la amabilidad que tengan con él, si quieren compartir sus historias con él o no.

Además de destacar su obra periodística, habló de su andadura como poeta y fotógrafo. A través de la fotografía quería retransmitir la dignidad de esas personas retratadas. Desde la web de la Asociación de Periodistas Europeos se pueden contemplar estas imágenes.

Gracias a sus trabajos en África, se le considera como interprete de otras culturas, Kapuscinski decía: “Estoy allí para contar como vive esta gente”.

En cambio, del periodismo actual decía que lo que sale publicado en los medios es poco creíble porque mucho de los contenidos de los medios actuales no están escritos por periodistas sino por trabajadores, que tratan solo de conectar ideas.

“Los medios actuales son muy ruidosos para captar el interés del mundo, como la globalización. Yo quiero ser la voz de los que no tienen voz. Sobre todo en los sitios que no tienen medios de comunicación para contarlo.” Kapuscinski

Beata Nowacka: “Kapuscinski decía que el periodismo no es una profesión, sino una vocación”

PR03_KAPU_141212_STEFANIAGROSHEVA

Los alumnos de la facultad de periodismo de la Universidad Miguel Hernández, presenciaron la conferencia de Beata Nowacka, escritora y biógrafa del reconocido periodista polaco: Ryszard Kapuscinski, el pasado 21 de noviembre. Nowacka se considera una de las investigadoras con mayor reconocimiento internacional por el estudio de la obra del periodista polaco, además de ser profesora en la Universidad de Silesia, en Katowice (Polonia). La biógrafa hizo un recorrido de la vida profesional de Kapuscinski, al que mostró como periodista, fotógrafo, escritor e incluso poeta. Nowacka, que dio la conferencia en inglés con la presencia como traductor del profesor del área de Periodismo, José Alberto García Avilés, recordó unas palabras de Kapuscinski que marcaron un reflexivo silencio en el aula: “Journalism is not a job, it is a vocation”.

beata-nowacka

No todo el mundo sabe que Ryszard Kapuscinski estudió Historia en la universidad y que rechazó el puesto de profesor que le ofrecieron al terminar la carrera. El joven Kapuscinski se dio cuenta de que no quería estudiar el pasado, sino el presente de la historia y formar parte de él, según afirma la biógrafa polaca. De este modo, inició su carrera en una pequeña agencia de noticias en la que al ser un único corresponsal, pudo viajar por todo el continente africano para contar sus historias. En varías ocasiones se jugó la vida en los destinos más alarmantes del planeta y lo justificaba con esta reflexión: “Cuando todo está tranquilo, me aburro. Me gusta el riesgo. Siento que el periodismo es mi misión”.  El periodista polaco explicaba que “no se hubiera jugado la vida, si no pensara que es importante que todo el mundo sepa lo que ocurre”.

Según Ryszard Kapuscinski: “A diferencia de un poeta que puede crear sus historias, el periodista depende de la gente para crear noticias. Tiene que amar, empatizar con otras personas, porque de ellas dependerá si conseguirá o no la noticia, es decir, el tesoro”.